El asado perfecto es algo que demanda práctica y conocimiento. Es un ritual con amigos y familia, donde todos los días hay una buena “excusa” para disfrutar de un buen asado.

Para que el asado sea un deleite de sabor y textura, te vamos a dar unos consejos para conseguir el ASADO PERFECTO. 

#ConsejoUNO: ELEGIR BIEN LA CARNE

Es esencial calcular cuanta carne vamos a necesitar, (el cálculo promedio es de medio kilo por persona sin guarnición, agregando ensaladas embutidos sopa paraguaya o chipa guazú el cálculo promedio es de 250 gramos por persona, finalmente con la experiencia, un buen asador maneja “el estómago” de su publico). Luego para elegir el color rojo de la carne y la grasa blanca o rosada es la combinación ideal que te permite calcular que se trata de un animal joven, lo que significa que la carne es tierna. El corte determina el tiempo de cocción, una carne gruesa requiere de una cocción más lenta. 

#ConsejoDOS: SAL

Salar la carne al principio, antes de ponerle al fuego, en el caso de los cortes sin hueso, se debe aplicar en ambos lados, ejerciendo una buena presión para que la sal pueda quedar impregnada en la carne, en el caso de la costilla, una buena capa del lado de la carne.

Sugerimos lo siguiente:

  • Dejar reposando por 10 minutos.
  • No escatimar en la cantidad de sal, ya que casi la totalidad se termina desprendiendo en la cocción.
  • El tipo de sal, ya sea normal o condimentada, depende exclusivamente del gusto de los comensales, es siempre bueno escuchar las sugerencias.
  • Sal fina para cortes chicos y salmuera para piezas grandes.

#ConsejoTRES: LIMPIAR LA PARRILLA

Si la parrilla está sucia de un asado anterior la grasa se queda pegada a los hierros y contamina el sabor del nuevo asado. Lo más fácil es limpiarla cuando la parrilla está bien caliente y remover la suciedad con un cepillo de cerda dura.

#ConsejoCUATRO: UN BUEN FUEGO

Lo ideal es encender el fuego unas horas antes, o hasta que la parrilla tenga un buen calor. Los cortes de carne deben echarse cuando la parrilla esté caliente, podemos calcular poniendo la mano a un metro por encima de los hierros y contar entre 6 a 10 segundos hasta que “nos queme” fuera de este parámetros tenemos que regular la intensidad del fuego.

 En el caso que nos guste la carne bien cocida por fuera y jugosa por dentro podemos colocar la misma bien cerca de las brasas por un periodo corto de tiempo

En caso que nos guste una cocción uniforme de la carne, la misma debe estar a una distancia considerada de las brasas por un periodo más largo del tiempo, normalmente en los cortes sin hueso sería una hora y media, dependiendo del tamaño del corte.

#ConsejoCINCO: LA CARNE NO DEBE ESTA FRÍA

Lo correcto es que la carne se encuentre a temperatura ambiente por lo menos durante una hora antes de tirarla a la parrilla. 

#ConsejoSIES: LA COCCIÓN PERFECTA

Para una cocción perfecta el truco es usar un tenedor y apoyarlo sobre la carne mientras hacemos una leve presión sobre la misma. Si la carne todavía esta blanda es porque le falta cocción. Si notamos que está elástica, llego a su punto medio y si está firme significa que ya está bien cocida. 

#ConsejoSIETE: A LA HORA DE SERVIR
Tenemos que retirar el corte a ser consumido y dejar reposar fuera de la parrilla unos tres minutos, de esta manera la carne vuelve a absorber su jugo y la misma no se pierde al momento de cortar.
Es siempre recomendable haber servido alguna guarnición (chorizo, sopa, chipa) mientras cocinamos, de esta manera no apuramos el plato principal que es nuestro gran asado.

 ¡A DISFRUTAR DEL ASADO PERFECTO! 

Referencias de contenido:

https://buenavibra.es/casa/sabores/como-hacer-asado/#:~:text=Es%20fundamental%20limpiar%20bien%20la,un%20cepillo%20de%20cerda%20dura.

http://www.pasionesargentinas.es/noticias/consejos-para-preparar-el-asado-perfecto